Reconstituida, de Anne McCaffrey

 

Reconstituida, de Anne McCaffrey
Reconstituida, de Anne McCaffrey

Reconstituida, de Anne McCaffrey
[donación de Asociación Los Conseguidores el 09/12/2015]
Edición de Acervo, Ciencia Ficción número 57, de 1984 (ISBN: 8470023691; D.L.: B-16737-1984)
352 páginas, 191 X 139 mm.

· Cubierta, de Domingo Almendros.
· Reconstituida (novela), de Anne McCaffrey.

Estaba paseando por Central Park cuando sucedió. Primero el nauseabundo olor a pescado podrido. Seguidamente un oscurecimiento, una sombra, la sensación de caer en el vacío, de perder el sentido y la identidad. Más tarde la recuperación, los recuerdos incoherentes, el calor y el frío, la duda, el dolor y el espanto. Y Sara se encontró en un planeta que no era el suyo, en un mundo que no era la Tierra. Pero su cuerpo le pareció perfecto y su rostro bello, aunque no los reconocía como suyos. Ella no supo que estaba en Lothar, ni que se había convertido en una «Reconstituida». Anne McCaffrey dice de sí misma: Nací en los comienzos de un mes de abril. Desde entonces hasta que escribí mi primera novela en la clase de Latín no hice nada de particular. Pienso que las cosas me hubieran ido mejor si hubiera escrito la novela en latín pero mi escasez de conocimientos lo hizo imposible. De todas formas, el terrible western La Llama, el Jefe de la Tribu y la Ruta fue una realidad. Después empecé a escribir para el teatro y, entre otras cosas, me sentí atraída por el espectáculo musical que se presentaba bajo una carpa de circo aquel verano. Participé en óperas y operetas y estudié canto durante nueve años. Y contraje matrimonio y tuve tres hijos: dos chicos y una chica. Todos nosotros escribimos y también lo hace mi hermano mayor y tres de mis sobrinas. Ahora vivo y trabajo en Irlanda. Puedo coser cualquier cosa para cualquiera, excepto para mí, bordar, hacer un jersey en diez días, cocinar bien (tengo publicado un libro de cocina) y jugar un poco al bridge. Pero lo que más me gusta es cuidar de mi viejo y pesado caballo tordo, Mr. Ed. Mis cabellos son plateados, mis ojos verdes y mi piel pecosa; el resto está sujeto a cambios.