Los mejores relatos de anticipación

 

Los mejores relatos de anticipación
Los mejores relatos de anticipación

Los mejores relatos de anticipación
[donación de Asociación Los Conseguidores el 18/06/2013]
Edición de Bruguera, Libro Amigo número 107, de 1975 (ISBN: 8402005624; D.L.: B-49158-1973)
443 páginas, 181 X 111 mm.

• Recopilación de Charles Nuetzel y Kendell Foster Crossen

• Cubierta, de Antonio Bernal.
• El holandés errante (cuento corto), de Ward Moore.
• Vendrán lluvias suaves (cuento corto), de Ray Bradbury.
• Pregunta sin respuesta (cuento corto), de Forrest J. Ackerman.
• The fonógrafo portátil (cuento corto), de Walter van Tilburg Clark.
• El examen (cuento corto), de Richard Matheson.
• Multivac (cuento corto), de Isaac Asimov.
• El autómata (cuento corto), de Alfred E. Van Vogt.
• Clientela restringida (cuento corto), de Kendell Foster Crossen.
• Aquella (cuento corto), de Donald A. Wollheim.
• La vuelta al hogar (novela corta), de Marion Zimmer Bradley.
• Navidad en Ganímedes (cuento corto), de Isaac Asimov.
• La memoria (cuento corto), de Theodore Sturgeon.
• El exilado de la Tierra (cuento corto), de Sam Merwin, Jr..
• Refugio en las estrellas (cuento corto), de Leigh Brackett.
• La voz de langosta (cuento), de Henry Kuttner.
• Homo sapiens (cuento corto), de Charles Nuetzel.
• El fin de las evolución (cuento corto), de Robert Arthur.
• Punto de partida (cuento corto), de Anthony Boucher.
• El diablo estaba enfermo (cuento corto), de Bruce Elliot.

Esta fascinante antología, única en su género, nos ofrece una sucesión de cuadros históricos trazados antes de que la Historia alcance el período que cada cuadro muestra. Hay en ella una auténtica planificación del futuro, una ordenación, una clasificación de las eras que todavía ha de vivir la Humanidad:

Era Atómica (años 1945 a 2100).
Era Galáctica (años 2100 a 3000).
Era Estelar (años 3000 a 10000).
Era Délfica (después del año 10000).

En cada una de estas eras que aguardan a nuestros descendientes, ¿serán el mundo y el cosmos tal como los han visto los autores de los presentes relatos? ¿Tendrá validez la extrapolación efectuada hoy, a tan largo plazo?

Imposible predecirlo. Pero ello no quita que el lector se adentre con un continuo estremecimiento, a veces de horror, a veces de esperanza, en el cauce alucinante que el libro que ponemos en sus manos abre ante él.