Los cristales soñadores, de Theodore Sturgeon

 

Los cristales soñadores, de Theodore Sturgeon
Los cristales soñadores, de Theodore Sturgeon

Los cristales soñadores, de Theodore Sturgeon
[donación de Asociación Los Conseguidores el 05/08/2013]
Edición de Minotauro, Otros Mundos, de 1971
177 páginas, 195 X 115 mm.

• Cubierta, de Macció.
• Los cristales soñadores (novela), de Theodore Sturgeon.

“Sturgeon es un duende lúcido que ha buscado refugio debajo de un puente, con pluma rápida y papel blanco, y que escucha, sobre su cabeza, los truenos de un mundo intemporal… A medianoche, las vísceras de Sturgeon bañan en una increíble luz fosforescente todos los objetos cercanos.” (Ray Bradbury)
En esta novela, publicada por primera vez en 1950, Sturgeon presenta una nueva versión de un fabuloso tema que ya había aparecido en algunas de sus historias: El hombre vive en un mundo de sueños materializados, conviviendo con criaturas a veces creadas por él mismo en una suerte de partenogénesis o sizigia psíquica. En Los cristales soñadores este mundo se revela en árboles y plantas idénticos, seres dobles, monstruos de feria, dedos que crecen como hongos, raras metamorfosis, y una de las más fascinantes ideas de la ciencia-ficción: cristales que viven, piensan, y que el hombre confunde a veces con terrones o guijarros; cristales que crean en sueños – a veces incompletos – plantas, animales y hombres. Theodore (Hamilton) Sturgeon nació en Philadelphia en 1918. Fue marino mercante, administrador de un hotel, maquinista de una draga, vendedor ambulante. En 1954 su novela Más que humano ganó el International Fantasy Award.