Los árboles integrales, de Larry Niven

 

Los árboles integrales, de Larry Niven
Los árboles integrales, de Larry Niven

Los árboles integrales, de Larry Niven
[donación de Asociación Los Conseguidores el 26/06/2013]
Edición de Acervo, Ciencia Ficción número 66, de 1986 (ISBN: 8470023845; D.L.: B-13017-1986)
294 páginas, 198 X 139 mm.

• Cubierta, de Tomás C. Gilsanz.
• Los árboles integrales (novela), de Larry Niven.

Durante largo tiempo el Estado empleó naves espaciales, cuya velocidad era menor que la de la luz, para preparar los sistemas para su colonización por el hombre. Normalmente las máquinas sembradoras viajaban en circuitos que duraban siglos y que tenían su punto de partida y de llegada en la Tierra. Normalmente las tripulaciones estaban compuestas por ciudadanos y convictos corpiscilos. Normalmente, el último control de la misión era ejercido por un cyborg informante, un verdadero déspota del Estado microcósmico que era la nave. Pero la normalidad se alteró levemente cuando Disciplina penetró en el sistema de la doble estrella T 3 y le Voy’s Star. Allí se había formado una inmensa capa gaseosa en forma de anillo alrededor de una estrella neutrón y el amplio espacio que quedaba libre en el interior podía ser un lugar habitable por el hombre. A pesar de que había muy poca tierra, el Anillo de Humo había desarrollado una amplia variedad de formas de vida, la mayoría de las cuales eran comestibles y todas ellas podían volar. El Anillo de Humo se presentó como un paraíso para la mermada tripulación de Disciplina y por tanto, volaron hacia él, desprendiéndose del cyborg.