¡Hagan sitio! ¡Hagan sitio!, de Harry Harrison

 

¡Hagan sitio! ¡Hagan sitio!, de Harry Harrison
¡Hagan sitio! ¡Hagan sitio!, de Harry Harrison

¡Hagan sitio! ¡Hagan sitio!, de Harry Harrison
[donación de Asociación Los Conseguidores el 24/06/2013]
Edición de Acervo, Ciencia Ficción número 17, octubre de 1976 (ISBN: 8470022059; D.L.: B-42846-1976)
320 páginas, 185 X 135 mm.

• Cubierta, de Metro Goldwyn Mayer.
• ¡Hagan sitio! ¡Hagan sitio! (novela), de Harry Harrison.

Lunes, 9 de agosto de 1999. El siglo está en sus postrimerías. Nueva York posee una población de 35 millones de seres humanos. Viven hacinados en las casas, en los cementerios de coches que en otro tiempo fueron aparcamientos, en los viejos barcos anclados a orillas del Hudson, en los depósitos militares cerrados hace tiempo… y algunos ni siquiera tienen un techo donde guarecerse y viven simplemente en las calles. El petróleo se ha agotado, los vegetales se están agotando, la carne es un artículo de súper lujo, la gente vive a base de galletas y sucedáneos extraídos del mar, el agua está racionada, y cualquier accidente puede romper este precario equilibrio. Y en Nueva York vive el policía Andrew Rusch, cuyo trabajo es investigar los crímenes que se producen diariamente en la ciudad, pero también cargar contra las muchedumbres que simplemente piden comida y agua.
Peor en ese miserable mundo, que puede ser el nuestro dentro de muy pocos años, en el que todo escasea excepto la necesidad, ni siquiera la policía tiene efectivos suficientes para llevar a cabo su trabajo.

Harry Harrison, del que en España conocemos obras tan famosas como Mundo muerto y Bill, héroe galáctico, nació en Stamford, Connecticut, en 1925, y tras una vida nómada que le llevó a habitar en lugares tan dispares como Kent, Camden Town, Italia, Dinamarca, Suecia y España, vive actualmente con su mujer y sus dos hijos en California. ¡Hagan sitio! ¡Hagan sitio!, considerada mundialmente como un tremendo toque de atención hacia lo que puede ocurrirnos dentro de muy pocos años si la imprevisión y el egoísmo de nuestros gobernantes sigue el mismo ritmo que ha seguido hasta ahora, ha obtenido un amplísimo eco en todo el mundo y ha sido llevada a la pantalla bajo el título de Soylent Green (en España. “Cuando el destino nos alcance”), con un enorme éxito internacional.