Golem 100, de Alfred Bester

 

Golem 100, de Alfred Bester
Golem 100, de Alfred Bester

Golem100, de Alfred Bester
[donación de Asociación Los Conseguidores el 18/05/2013]
Edición de Adiax, Fénix número 11, de 1981 (ISBN: 8485963091; D.L.: B-37048-1981)
446 páginas, 199 X 131 mm.

• Cubierta, de Jack Gaughan y de Phillippe Druillet.
• Alfred Bester: Nueva York, 2175 D.C. (artículo), de Peter Nicholls.
• Golem 100 (novela), de Alfred Bester.

En una megalópolis del futuro, un grupo de encantadoras “señoras abejas” se encuentran regularmente para entretenerse. Uno de sus juegos favoritos: un intento de invocar al Demonio por medio de viejos rituales. Por supuesto, no aspiran al éxito, ni lo tienen. Pero en lugar de atraer a un viejo demonio, estas encantadoras señoras crean uno nuevo: el Golem100, una manifestación de sus inconscientes colectivos que provoca una ola de sangre, tortura y muerte. Pero ellas no advierten la relación entre sus diversiones y los macabros eventos que ocurren en la ciudad. Y el Golem continúa creciendo…
Era una polimorfa cuasi entidad nunca señalada antes en la entera historia de la hechicería y la ciencia popular demonista, un Golem monstruoso. No el tan conocido esclavo sintético de la leyenda judía, sino una multiplicación unitaria de la brutal crueldad que yace profundamente sepulta en el interior de todos nosotros, aun de los mejores. Freud la llamó el “Id” o “Ello”, la fuente inconsciente de la energía instintiva que exige salvaje satisfacción animal. Solo y por separado, el Id de cada una de las señoras abejas permanecía controlado; pero sumados, consolidados por este satanismo en broma, todos los Id se fusionaban.
Tres personas intentan detener al monstruo: Gretchen Nunn, una sensual mujer con sentidos paranormales; Blaise Shima, un curiosos y extraordinario químico; y el Subadar Ind’dni, elegante jefe de policía de la Patraña, siniestro suburbio del Gran Nueva York.