El planeta tonto, de E. C. Eliott

 

El planeta tonto, de E. C. Eliott
El planeta tonto, de E. C. Eliott

El planeta tonto, de E. C. Eliott
[donación de Asociación Los Conseguidores el 25/07/2013]
Edición de Cedro, Kemlo número 1, de 1958
160 páginas, 181 X 111 mm.

• El planeta tonto (novela), de E. C. Eliott.

Mi casa está en el Cinturón del Satélite K. El Cinturón parece una enorme rueda que gira continuamente. En el centro de la rueda hay un gran cubo o bulbo con cuatro rayos destinados a sostener el cerco, que tiene una anchura de trescientos sesenta pies por tres millas de circunferencia. En la cumbre del cúmulo hay las cámaras especiales de recepción y lanzamiento donde los taxis del espacio, cargados de aprovisionamientos y procedentes de las naves del espacio, arriban y parten. Toda la gente que llega en estos taxis debe llevar trajes espaciales, ya que de otro modo moriría. Aunque el Cinturón del Satélite rueda a quince mil millas terrestres por hora, no lo notamos: tenemos la impresión de que está quieto.
Nací en el Cinturón del Satélite y no preciso ninguna clase de yelmo ni traje espacial como los que emplea la gente de la Tierra al venir aquí.
Mis abuelos colaboraron en la construcción del Cinturón del Satélite, que fue traído de la Tierra en porciones. Trajeron primero el cubo, al que dieron empuje y comenzó a girar y quedó en el espacio. No podía caer y una vez puesto a rodar, ya no había modo de detenerlo. Mandaron después en secciones los rayos y el cerco.
Distamos de la Tierra mil doscientas millas…