Dr. Bloodmoney o cómo nos apañamos después de la bomba, de Philip K. Dick

 

Dr. Bloodmoney o cómo nos apañamos después de la bomba, de Philip K. Dick
Dr. Bloodmoney o cómo nos apañamos después de la bomba, de Philip K. Dick

Dr. Bloodmoney o cómo nos apañamos después de la bomba, de Philip K. Dick
[donación de Asociación Los Conseguidores el 28/06/2013]
Edición de Acervo, Ciencia Ficción número 34, de 1979 (ISBN: 8470022679; D.L.: B-15235-1979)
296 páginas, 189 X 142 mm.

• Cubierta, de El cubri.
• Dr. Bloodmoney o cómo nos apañamos después de la bomba (novela), de Philip K. Dick.

Stuart McConchie: un negro vendedor de aparatos de televisión; Hoppy Harrington: un focomelo capaz de mover los objetos a distancia; Bruno Bruthgeld: un científico abrumado por la culpa de su error de cálculo que ocasionó la muerte de miles de personas; Bonny Keller: una perfecta ama de casa norteamericana, feliz en el reducido mundo de su marido, su hogar y su psicoanalista; Walt’Dangerfild: un astronauta embarrancado en su órbita alrededor de la Tierra, convertido en el más extraño disc jockey de toda la historia… Unos seres anodinos, hundidos en la vulgar cotidianeidad de la vida en una ciudad cualquiera de los Estados Unidos. Hasta que, de repente, las bombas que hemos venido aguardando desde 1945 caen… y todo debe recomenzar. Y la terrible vida cotidiana de los supervivientes sigue.
Philip K. Dick es uno de los talentos más espectaculares de la ciencia ficción. Anthony Boucher, el gran redactor en jefe de la revista The Magazine of Fantasy & Science Fiction, ha definido su obra como «una perfecta conjunción entre una mente especulativa excepcionalmente fértil y una imaginación cuyos simbolismos rozan la pesadilla». Autor de obras tan importantes como Ubik, El hombre en el castillo, Fluyan mis lágrimas, dijo el policía (publicada en esta misma colección), entre otras muchas, Dr. Bloodmoney es, sin embargo, su obra más personal, y la preferida de su autor; una dantesca e inolvidable visión de lo que puede ser la vida cotidiana en el mundo después de la guerra atómica…