Cinnabar, de Edward Bryant

 

Cinnabar, de Edward Bryant
Cinnabar, de Edward Bryant

Cinnabar, de Edward Bryant
[donación de Asociación Los Conseguidores el 01/12/2015]
Edición de Adiax, Fénix, de 1981 (ISBN: 8485302303; D.L.: B-15955-1981)
239 páginas, 201 X 129 mm.

· Cubierta, de Óscar Díaz (diseñador)
· Nota sobre el autor, de Jorge A. Sánchez.
· Introducción: vida cotidiana en la ciudad en el centro del tiempo (artículo), de Edward Bryant.
· El camino a Cinnabar (cuento corto), de Edward Bryant.
· Jade azul (cuento corto), de Edward Bryant.
· Materia gris (cuento corto), de Edward Bryant.
· La leyenda de puma Lou Landis (cuento corto), de Edward Bryant.
· Hayes y el heterógino (cuento), de Edward Bryant.
· Años más tarde (cuento corto), de Edward Bryant.
· Loma tiburón (cuento), de Edward Bryant.
· Terminal cerebral (cuento), de Edward Bryant.

Cinnabar era un flujo de torres de cristal y paredes metálicas encaramado a la cima de acantilados rojos que se derrumban hasta una estrecha cinta de playa y después el océano. El desierto. La faja verde. La ciudad. El mar. Parecía haber poco más en el mundo. Se rumoreaba que el ferrocarril elevado corría hasta un sitio llamado Els. Pero nadie estaba del todo seguro; nadie recordaba haber viajado alguna vez tan lejos. Un día pudo verse un hombre sobre el camino a Cinnabar. Marchaba desde el desierto hacia la ciudad, silbando melodías marciales mientras caminaba.»

Todos los tiempos y todas las posibilidades convergen en Cinnabar. Para experimentar su magia uno debe: buscar su entrada, a la vez lejana y cercana… recorrer incontables parsecs y milenios… cruzar al otro lado del espejo… seguir el sendero de ladrillos amarillos… girar a la izquierda en la estrella del norte y seguir adelante hasta el alba… O usar este libro como mapa. he aquí los compañeros de viaje: Tourmaline Hayes, la sexstar de la Red; Obregón, el científico absolutamente no especializado; Leah Sand, la melancólica animadora de televísión; Jade Azul, la madregata creada por la computadora; Puma Lou Landis, una heroína; Sidhe, el tiburón que viajó 350 millones de años; Harry Vincent Blake, el estudiante del Siglo XX que cayó por la conejera; y Términex, la última, intermitentemente sana, computadora. ¡Una expedición a la Ciudad de las alternativas infinitas!